¿Qué se necesita?

  • 3 yucas medianas

¿Cómo hacerlo?

  1. Pela la yuca y pica en pedazos grandes (que luego puedas agarrar cómodamente en tus manos)
  2. Cocina la Yuca en agua hasta que este puedas atravesarla con un cuchillo, pero que no se desmorone. Debe quedar cocida pero dura.
  3. Escurre el agua, déjala reposar hasta que enfríe.
  4. Ralla toda la yuca por el lado grueso del rallo. Trata de que no queden pedazos grandes.
  5. Amasa como si hicieras pan, hasta que tengas una bola de masa de yuca consistente y homogénea.
  6. Con un rodillo y sobre papel de horno, aplana hasta que logres conseguir el grosor y tamaño que deseas.
  7. Adicional puedes usar un poco de queso y colocar en los bordes e ir enrollando la masa hasta cubrir el queso (Es como si hicieras un túnel).
  8. Hornea 180° (modalidad pizza) hasta que este un poco dorada la masa. Aprox. 10-15 min.
  9. Sácala del horno y comienza a armar tu pizza, empieza por la salsa de tomate, luego el queso y cualquier otro ingrediente que desees, la mía tenía tomates secos, cebolla, aceitunas y la mitad tenía Jamón

Nota: No dejes que el trigo detenga tus ganas de compartir una deliciosa Pizza en familia. Si estas en proceso de perder peso te recomiendo esta receta pues en comparación con otras bases, la yuca proporciona sensación de saciedad prolongada y con una porción menor.

Abrazos Neptunianos,

Katherin Löwenthal

Nep-Cook Time