¡Hola! Soy Katherin Löwenthal, creadora de Neptune Time. Empecemos hoy a caminar el sendero a tu paz interior.

Mi Historia

Quiero contarte brevemente lo que me motivó a crear Neptune Time. Un día desperté y me di cuenta de que mis 11 años de estudios y experiencia laboral habían caducado, me sentí frustrada y perdida por un tiempo, pero decidí avanzar en el arte de conocerme mejor. Si tuviese que describirme en palabras usaría; optimista, curiosa, investigadora, libre, impulsiva, reflexiva, decidida y creativa.

No me lo creerás, pero llegué a pensar que había nacido sin talento alguno. Años después, con ayuda terapéutica, mucha lectura, meditación, dos procesos migratorios en Europa y un hermoso hijo conseguí la respuesta, junto a esa idea vino el apoyo incondicional de mi esposo y me aventuré en este emprendimiento.

Empecé a dedicarme en mis tiempos libres a la cocina vegana y a raíz de atravesar un problema de salud que consumía toda mi energía, descubrí mi intolerancia al gluten y con el diagnóstico vino una fuerza arrasadora por mejorar mi calidad de vida. Tomé cursos con la espectacular chef Venu Sanz sobre panadería sin gluten, postres veganos-sin azúcar y quesos veganos. En el proceso y tras descubrirme creativa recuperé mi pasión por escribir y decidí llenar este espacio de poesía, de sentimiento, de arte y prosa.

 Con el nacimiento de mi hijo llegaron muchos miedos de no ser lo “suficientemente buena madre para él”, fue entonces cuando me apunté para certificarme como Experta de Acompañamiento a la Maternidad Consciente y Crianza Respetada con la psicóloga Mónica Serrano Muñoz.

Al principio, pensaba en hacerlo sólo para tener herramientas con las cuales criar a Leandros (Mi hijo), pero cuando empecé a estudiar, sólo pensaba en cómo esta información podía ayudar a tantas madres a disfrutar con franqueza la maternidad, aceptando la sombra y luz del proceso.

Luego me di cuenta de que el primer paso para ejercer una crianza respetuosa empieza por el respeto propio, la aceptación del pasado y el cuidado de nuestro Niño Interior, fue entonces cuando me motivé a certificarme en el “Center of Excellence” como Terapeuta de Sanación del Niño Interno.

Un día desperté y ya tenía talentos, propósito, estrategia y mucha energía para compartirlo con el mundo. Decidí hacerle una ofrenda a Neptuno, el planeta del amor incondicional, de la musa, la creatividad y la divinidad. Me enamoré de la idea de compartir mi experiencia y conocimientos con otros, de crear comunidad, de encontrarnos en el camino de crecimiento que anhelamos todos; acercarnos a nuestra intuición, al amor incondicional, a la paz y la gratitud. Despertando a la idea de que todas y cada una de las experiencias son una oportunidad para crecer y cultivarnos.

Mi objetivo es que cada vez seamos más los que nos relacionemos desde el amor y el respeto, para que a partir de la relación con nosotros mismos podamos construir un mundo menos violento y más responsable.

Gracias por entrar a este portal de amor neptuniano…